Categories Menu

Publicado el Oct 12, 2017 en Consejos de hogar, Consejos de seguridad, Noticias de seguridad

Domótica, cómo mejorar la seguridad de tu hogar

Domótica, cómo mejorar la seguridad de tu hogar

La domótica puede aumentar la seguridad en los hogares. El director del departamento de I+D de una de las principales marcas chinas de electrodomésticos ha asegurado recientemente que el coste de instalar en estos aparatos el dispositivo para que se puedan conectar a Internet y los programas que permitan su control remoto puede ser de 1,5 euros. Y, por eso, esa misma empresa ha decidido que todos sus productos lleven la etiqueta smart para finales del año que viene. La domótica ya está presente en nuestros hogares y ha venido para quedarse. Esta idea de casa inteligente se ha producido por la proliferación de teléfonos móviles, al alcance de toda la población. Por otro lado, hay que tener en cuenta el ahorro en recursos que se logra con los nuevos sistemas de control y el aumento de la eficiencia energética gracias a los nuevos aparatos tecnológicos. Una casa domótica resulta más económica de mantener que una tradicional.

Por este motivo, la mayoría de los fabricantes de electrodomésticos apuestan por la tecnología smart: frigoríficos que avisan de la falta de alimentos, purificadores de aire que cierran las ventanas cuando aumentan las partículas nocivas en el aire, robots aspiradores que dejan impecable la casa cuando no hay ningún inquilino, o sistemas de seguridad que permiten la vigilancia desde el teléfono móvil. Gracias a sencillas aplicaciones que se pueden descargar gratuitamente podemos manejar nuestra alarma de seguridad, poner la lavadora o conectar la calefacción. La casa inteligente con lo último en domótica es a día de hoy una realidad. Así conseguiremos casa más seguras, más eficientes, inteligentes y ecológicas. Teniendo en cuenta que el coste de producir estos aparatos inteligentes es bajo, como decíamos al principio ¿cuál sería el problema para su rápida implantación entre nosotros? El reto está en conseguir que los fabricantes alcancen acuerdos para sentar estándares universales de forma que todos los aparatos interaccionen entre sí independientemente de su marca o de su sistema operativo.

Se pretende también que, a corto plazo, los aparatos de monitorización de la salud también se conectan con los electrodomésticos para adaptarlos a las necesidades de sus habitantes. Por ejemplo, que el frigorífico envíe un mensaje al móvil del propietario con los alimentos que debe comprar para seguir una dieta determinada después de analizar su estado de salud a través de algún gadget que controle variables relativas al ritmo cardíaco, la tensión arterial, o el colesterol. La domótica en los hogares supondrá una revolución para las personas mejorando su calidad de vida en todos los aspectos.