Categories Menu

Publicado el Jun 22, 2017 en Consejos de hogar, Noticias de seguridad

Los cierres de seguridad imprescindibles en tu hogar

Los cierres de seguridad imprescindibles en tu hogar

Después de la temporada de verano, cuando nuestra vivienda se queda vacía durante bastante tiempo, es cuando nos preocupamos más por la seguridad de nuestro hogar. Lo primero que tenemos en cuenta para proteger los bienes que dejamos en casa son los cierres de seguridad de las puertas de acceso. Es conveniente si tenemos joyas valiosas o dinero en metálico contratar una caja de seguridad en un banco como medida más segura. En el caso de no hacerlo una caja de seguridad que reúna todos los requisitos de homologación puede cumplir una función importante. De todos modos, hay que tener en cuenta que si los ladrones acceden a nuestra vivienda y ven una caja de seguridad intentarán abrirla por todos los medios. Las bandas de delincuentes preparadas y organizadas, violentas en la mayoría de los casos, buscarán los medios necesarios para ello. Esta situación podría poner en peligro a su familia ya que los ladrones necesitarían que hubiera gente en la casa para decirles la contraseña de la caja fuerte. Unos cierres de seguridad actualizados y modernos evitarían que fuéramos víctimas de intrusos.

Los robos que se llevan a cabo en distintas zonas de España son rápidos y normalmente se aprovecha que los dueños han salido para acceder a las viviendas. El dinero y las joyas son sus objetos más valorados. Los métodos que se utilizan para forzar las cerraduras son el bumping o el resbalón.

Las uniones de cerrajeros suelen advertir de la necesidad de cambiar cada cierto tiempo los cierres de seguridad de las casas. La Policía también advierte a la ciudadanía, en temporadas de más peligro de robo como Navidad o verano, sobre la necesidad de tomar algunas medidas básicas para evitar que los intrusos entren en nuestra casa. La técnica del resbalón es la más sencilla y rápida para abrir una cerradura. Consiste en introducir un plástico duro o una tarjeta de crédito, por ejemplo, entre el cerco de la puerta y el cierre. Para emplear con éxito este sistema la puerta no tiene que estar cerrada con llave. En pocos segundos el ladrón accede a nuestro domicilio sin forzar los cierres de seguridad por lo que no queda prueba del delito.

El otro sistema de apertura de puertas es el bumping. Se necesita una llave maestra, un martillo y un poco de destreza. Tampoco deja señal de puerta forzada. Actualizar las cerraduras de la puerta principal de nuestra vivienda con cierres de seguridad modernos y actuales evitará robos e intrusiones este verano.