Categories Menu

Publicado el May 15, 2018 en Consejos de hogar

Proveedores de seguridad para bebés

Proveedores de seguridad para bebés

Si tú y tu pareja sois padres, o estáis planeando serlo en un futuro próximo, seguro que una de vuestras preocupaciones básicas se centra en la seguridad de vuestra casa. Esquinas, escaleras, enchufes… si repasamos cada rincón, seguramente daremos buena cuenta de que en el hogar se encuentran un sinfín de peligros para los pequeños y recién nacidos.

Son los padres los principales responsables de proveer un entorno seguro y sin peligros para los bebés ya que, estos, no necesitan mucho tiempo para encontrar esos peligros y, además, son propensos a cometer conductas de riesgo en el hogar.

Algunas claves para aumentar la seguridad de los bebés

Para que las pequeñas travesuras no se conviertan en accidentes graves, conviene repasar algunos puntos clave para reforzar la seguridad para bebés en el hogar.

Los productos de limpieza como la lejía, jabón y los productos médicos como el alcohol o el agua oxigenada son muy llamativos para los niños. Colocarlos en estantes altos o guardarlos bajo llave son sólo algunas de las pautas que los padres deben seguir en casa para evitar ingestas accidentales. Para aumentar su seguridad se han de incluir bebidas alcohólicas y plantas en la lista.

Normalmente, cerca de estos líquidos, los padres guardan objetos peligrosos como tijeras, punzones, cuchillos, cuerdas o cordeles, chinchetas o canicas, así como otros objetos llamativos y potencialmente peligrosos de reducido tamaño. Se debe realizar una rigurosa inspección de cajones y armarios y adelantarse y retirar lo que se sepa que llamará la atención del niño.

Si son elementos que se utilizan a menudo en el hogar como las bolsas de plástico, conviene guardarlos bien y concienzudamente después de cada uso. Los topes en armarios, cajones y puertas son también un elemento imprescindible para garantizar la seguridad de los bebés en esta primera etapa de desarrollo y crecimiento. Con ellos se evitará que se pillen las manos o las extremidades inferiores.

Así, conviene repasar periódicamente baldas, armarios, estanterías de casa y la estabilidad de todos los muebles pesados. Para evitar accidentes y reforzar la seguridad de los bebés en casa se han de fijar todos estos elementos a la pared. Existen numerosos sistemas de ajuste y fijación que evitarán que los muebles caigan encima de los niños si su tentación de subir o apoyarse en ellos es muy fuerte.

Los protectores de enchufes son unos elementos de seguridad básicos que todo hogar debe tener para evitar que los bebés se acerquen y coloquen sus dedos sobre ellos. Como padres, y principales proveedores de seguridad para el bebé, se debe procurar evitar descargas eléctricas que podrían, incluso, provocar la muerte de los niños. A su vez, se deben vigilar de cerca otras fuentes de calor en el hogar como las estufas, radiadores o los fogones.

Para los niños que empiezan a gatear, moverse o andar, la seguridad en el hogar se antoja algo imprescindible. Desde la web bebesymas.com proponen no dejar “nunca al bebé solo en la bañera o en lugares elevados, como cambiadores, camas o mesas de cambiar pañales. Se debe mantener en todo momento una mano sobre el niño para evitar caídas”.

Si se cuenta con escaleras en el hogar, sistemas de prevención de peligros como las cancelas o vallas de seguridad son excelentes para evitar que se precipiten escaleras abajo. A su vez, proteger las esquinas evitará que el bebé, en caso de caída accidental o golpe, sufra un mayor daño.

Algunos aparatos ideados específicamente para los bebés que, a priori, podrían parecer seguros para los bebés como son los andadores, suponen un riesgo que es necesario evitar en el hogar. Son juguetes que conllevan un alto riesgo de accidente ya que podrían volcar, causar una caída desde cierta altura o lesiones en pies y manos.

Asimismo, cuando el bebé empieza a gatear es altamente recomendable que los padres se pongan en su lugar e inspeccionen, gateando, todos los rincones de la casa. Seguramente se encontrarán con peligros que sólo el niño podría conocer en su afán por recorrer cada rincón de casa. Este es un ejercicio sencillo y a la vez muy práctico en cuanto a  garantizar la seguridad del bebé.

Cuidado con las alfombras. Puede parecer un elemento seguro para el uso y disfrute de los más pequeños en casa (sobre todo si juegan descalzos o se caen constantemente), pero si no están bien sujetas mediante antideslizantes, podrían causar resbalones y caídas a los niños y personas mayores. Además, podrían quedar pequeños objetos en ellas que resulten atractivos para el bebé.

La tecnología forma una parte importante de la seguridad de los más pequeños en el hogar. Un ejemplo de ellos son los intercomunicadores, ampliamente conocidos en el mundo de la seguridad en el hogar. A través de estos dispositivos, los padres pueden saber si el bebé llora o les llama, así como si hay algo que perturbe el sueño del niño.

La seguridad del bebé en casa pasa por garantizar también la seguridad de los progenitores y de toda la familia. Por eso, un detector de robos o de incendios es una medida clave para que los principales proveedores de seguridad para el bebé como son sus padres y familiares, sean capaces de garantizarla.