Categories Menu

Publicado el Sep 5, 2018 en Consejos de hogar, Consejos de seguridad, Sistemas de seguridad

Cómo configuro mi alarma si tengo un perro en casa

Cómo configuro mi alarma si tengo un perro en casa

Las alarmas y las mascotas han tenido durante mucho tiempo una relación complicada. Las mascotas, y sobre todo los perros, tienden a moverse libremente por la casa, ajenos a los detectores, y a las alarmas todavía les cuesta distinguir entre un canino o un ser humano. Todo se andará —la tecnología ya está en ello— pero de momento, un perro es perfectamente capaz de hacer saltar la alarma de casa y provocar una situación incómoda.

A pesar de todo ello, las alarmas de Securitas Direct pueden configurarse para regular su sensibilidad. Pero debemos ser conscientes de que, por pequeño que sea un perro, puede provocar un salto de alarma si se mueve mucho o si provoca movimiento a su alrededor: por ejemplo, si tira una mesilla. En general, un animal de pequeño tamaño, como un perro de menos de 10 kilos, es difícil que hagan saltar la alarma de casa. Pero se dan casos.

Lo ideal es llamar al Servicio de Atención al Cliente para que nos ayude con esta operación. Y son los técnicos de las alarmas Verisure de Securitas Direct quienes pueden configurar la alarma de tu casa en función de la mascota que tengamos en casa.

Por otro lado, debemos ser conscientes de que si nuestra mascota es un perro muy grande —o un león, o una jirafa—, no hay configuración que valga. Un animal de grandes dimensiones que se pasee por nuestro salón mientras la alarma está conectada, hará saltar el equipo, sin lugar a dudas.

Por eso, al margen de tratar de configurar el equipo de la forma más adecuada posible, también es importante que el usuario tenga claro en qué estancias de la casa va a dejar pasear libremente a la mascota. A lo mejor, es buena idea que el perro se mantenga en zonas en las que no haya detectores —como pueden ser la terraza o la cocina, siempre que el animal disponga de suficiente espacio para moverse y estar relajado— y así evitamos problemas.