Categories Menu

Publicado el May 4, 2017 en Consejos de seguridad, Noticias de seguridad

Compara antes de comprar una alarma

Compara antes de comprar una alarma

La oleada de robos en chalés de la comarca de Mutxamel en Alicante dispara la necesidad en aquella localidad de comprar una alarma con cámaras de seguridad. Cada vez más particulares y comunidades de vecinos en general deciden recurrir a sistemas de seguridad con vídeovigilancia para la captación de imágenes y, así, disuadir a los intrusos. Es importante recurrir a la instalación de alarmas para proteger nuestras viviendas pero conviene comparar las distintas ofertas del mercado antes de comprar una alarma.

La cantidad de robos que se está registrando en las zonas residenciales de la comarca de l’Alacantí ha desencadenado que se disparen las solicitudes para la instalación de alarmas y de cámaras de seguridad en chalés y urbanizaciones de la zona. Así lo aseguran las principales empresas proveedoras de este servicio que, en algunos casos, están dando hasta una semana de plazo para realizar los trabajos debido a los pedidos acumulados. Si se están produciendo robos en viviendas de tu zona tendrías que pensar en la posibilidad de comprar una alarma que proteja tus bienes y a tu familia. Las alarmas provocan un efecto disuasorio importante ya que los ladrones prefieren entrar en casas con poca o nula seguridad. Las cámaras de seguridad por otro lado, aportan un valor añadido porque permiten grabar todo lo que ocurre en el lugar. Estas imágenes son utilizadas por la policía para identificar a los ladrones para su posterior detención. Comprar una alarma puede evitar que los ladrones escojan tu casa como objetivo.

La intrusión en varias casas y parcelas de la provincia de Alicante ha motivado que varios vecinos hayan contratado nuevos dispositivos o hayan reforzado los ya existentes. Los propios vecinos han creado un grupo de whatssap para advertir de la presencia de movimientos sospechosos o de vehículos extraños en la zona. Las cámaras con grabación de imágenes durante 24 horas suelen ser uno de los métodos más requeridos para las urbanizaciones aisladas de núcleos urbanos.

Hay que tener en cuenta de todos modos que la Ley Orgánica de Protección de Datos establece una serie de obligaciones, tanto para el uso de las cámaras como de las imágenes obtenidas. Así, se necesita la aprobación de la instalación por la Junta de Propietarios, el correcto aviso mediante carteles en lugares visibles de que existen cámaras de vídeovigilancia, por ejemplo, son algunos de los requisitos que hay que tener en cuenta.