Categories Menu

Publicado el Abr 13, 2017 en Consejos de hogar, Noticias de seguridad, Sistemas de seguridad

Infórmate de los tipos de alarma antes de decidir qué sistema instalar

Tener instalado un sistema de seguridad es lo más conveniente para proteger tus propiedades, bienes, familiares y trabajadores en el caso de seguridad para empresas. En el mercado se pueden adquirir diferentes tipos de alarma y sería necesario informarse adecuadamente con expertos del sector antes de elegir uno u otro. Dicha elección irá determinada por las características de la vivienda a proteger, la inversión que queramos realizar y, también, el lugar donde se encuentre construida la propiedad. En el mundo de las alarmas para casas existe una clasificación que divide los tipos de alarma en dos tipos básicos:

– Por un lado, tenemos aquellas que se conectan a una central receptora de señales de emergencia donde profesionales del mundo de la seguridad recogen estos avisos, los verifican mediante imágenes y poniéndose en contacto con los habitantes del lugar y dan aviso inmediato a la policía o a un cuerpo de seguridad privado si fuera necesario. Estos tipos de alarma de seguridad son más seguras y la instalación debe ser realizada por unos expertos que valorarán en cada caso la alarma más adecuada y recomendable para conseguir la mejor protección. Algunas empresas de seguridad al mismo tiempo que llaman a la Policía envían a un agente de seguridad que compruebe in situ la incidencia y acompañe a los cuerpos de seguridad hasta que la situación haya quedado restablecida.

– Por otro lado, tenemos los tipos de alarma que únicamente provocan el salto de una sirena potente y se enciende una señal luminosa cuando algún intruso intenta entrar en nuestra propiedad. Estas alarmas solamente emiten sonido o algún tipo de aviso para el usuario. En estos casos, es el mismo propietario el que tiene que comprobar la incidencia y llamar a la Policía en caso de intrusión.

La mera existencia de seguridad tanto de un tipo de alarma como de otro puede suponer una ventaja para el usuario dado el carácter disuasorio de la existencia de medidas de seguridad en una vivienda. Pero el hecho de tener contratada la conexión con una central supone una medida de seguridad extra para las familias que no tienen que presentarse en el lugar para enfrentarse a los ladrones y, por otro lado, saben que todo lo que sucede dentro de la casa tras la intrusión está siendo captado por las cámaras y verificado por expertos que avisarán a la Policía.