Categories Menu

Publicado el Feb 23, 2017 en Consejos de hogar, Noticias de seguridad

Los robos en trasteros y garajes, cada vez más frecuentes

Para advertir de la importancia de proteger nuestro hogar de ladrones y, en concreto, sobre los robos en trasteros recogemos una noticia sorprendente que leímos en el Diario de Navarra la semana pasada. El reconocido ciclista de montaña tudelano, Tito Espada, sufrió el 15 de enero un robo de una de sus bicis valorada en 7.000 €, en el trastero de su casa. La bicicleta era una Orbea Oiz Team LTD 29’’ con la que compitió en 2015 y también se llevaron diverso material deportivo. Los robos en trasteros donde acumulamos objetos de diferente naturaleza es bastante habitual.

Después de poner la denuncia en la Policía, el ciclista inició una investigación por su cuenta quien, asesorado por varios amigos que se centró en la búsqueda en páginas de venta en Internet. Incluso llegaron a localizar al presunto ladrón, pero éste ya no tenía la bici en su poder. Habló con distintas personas, publicó en redes sociales, tuvo la ayuda de varios contactos en distintos puntos de España…, y, a los 15 días del robo, un amigo le mandó una foto de una persona de Burgos que, a través de Facebook, vendía la bicicleta robada.

Los robos en trasteros situados en los últimos pisos de los edificios o en las plantas bajas no suelen estar incluidos en los sistemas de seguridad. Este descuido o falta de previsión es utilizado por los ladrones para apropiarse de numerosos objetos que allí acumulamos.

Tito Espada la reconoció fácilmente por características particulares como el pulsador, el sillín y los puños, entre otros detalles, que hacían que no tuviera duda de que era la suya. Entonces, se puso en contacto con el vendedor haciéndose pasar por un posible comprador de San Sebastián. Le ofreció dinero, la reservó y quedó para el día siguiente en su casa de Burgos. Tras advertir a la Policía de Tudela que se coordinó con sus compañeros de Burgos se planificó la compra para atrapar al vendedor. Así, dos agentes de paisano acompañaron a Espada a la cita simulando ser amigos de él. Después de verificar por pequeños detalles que era la bicicleta robada, en el momento en el que simulaba el pago, los agentes detuvieron al vendedor. También le incautaron tres bicis más y en el calabozo confesó quién le había vendido su bici. Más tarde la Policía Nacional detuvo al presunto autor del robo de la bici y el resto de material, valorado todo en unos 8.500 €.

Porque no siempre guardamos cosas inservible y de poco valor, como es el caso, es conveniente, para evitar robos en trasteros tomar medidas de seguridad.