Categories Menu

Publicado el Ene 26, 2017 en Noticias de seguridad

Protege a tus mayores con una alarma que emita una señal de emergencia

Durante las pasadas fechas navideñas los medios de comunicación n os informaron de que mujer de 56 años había sido detenida en Barakaldo (Bizkaia) acusada de un delito de hurto continuado de joyas valoradas en casi 3.000 euros a dos mujeres dependientes a las que cuidaba en sus hogares. Curiosamente, el caso fue descubierto mediante los controles habituales que la Ertzaintza realiza sobre los establecimientos de compraventa de oro, según informa el Departamento vasco de Seguridad. Así, se localizaron tres pulseras infantiles de oro con inscripciones que permitieron identificar a la propietaria, que desconocía la desaparición de esas piezas y que la operación de venta había sido realizada por la sospechosa. Actos delictivos como éste se pueden evitar fácilmente si las viviendas de nuestros mayores estuvieran equipadas con sistemas de seguridad que emitieran una señal de emergencia en caso de robo.

Como consecuencia de actos como el descrito, la Ertzaintza ha llamó a la ciudadanía vasca a “no bajar la guardia” y adoptar una serie de pautas para evitar robos en viviendas durante el “largo puente” de diciembre y los días festivos de Navidad así como en el período de rebajas. La acumulación de jornadas de fiesta propicia la actuación de ladrones especializados en el robo de pisos y casas, ya que aprovechan los desplazamientos vacacionales y el aumento del tiempo dedicado al ocio para perpetrar estos delitos sobretodo en viviendas que no disponen de sistemas de seguridad capaces de emitir una señal de emergencia.

Como advirtió el Departamento vasco de Seguridad en una nota, en diciembre del año pasado se investigaron un total de 256 denuncias por robos en viviendas (15 en Álava, 161 en Bizkaia y 80 en Gipuzkoa) y se puso a disposición judicial a 23 delincuentes por estos hechos. La mayor parte de ellos eran ladrones especializados procedentes del este de Europa que formaban parte de bandas itinerantes con infraestructuras consolidadas en varias comunidades autónomas. Estos grupos acostumbran a colocan una pequeña pestaña en la puerta de acceso a la vivienda que les permite descubrir si hay movimiento en la casa. Suelen hacerlo en viviendas con evidencias de que no disponen de sistemas de seguridad capaces de emitir una señal de emergencia. La pestaña se cae al abrir la puerta, con lo que los ladrones pueden determinar que el piso está vacío si el dispositivo sigue en su sitio varios días después. En este caso, manipulan la cerradura -sin necesidad de forzarla- y abren la puerta con suma rapidez.