Categories Menu

Publicado el Jun 26, 2018 en Noticias de seguridad

¿Qué medidas de seguridad debes tomar en tu vivienda de veraneo?

¿Qué medidas de seguridad debes tomar en tu vivienda de veraneo?

Tener una segunda residencia en el pueblo, la playa o la montaña, es un lujo. Es contar con un remanso de paz, de descanso y desconexión. Todo el mundo que cuenta con una segunda casa donde poder pasar sus fines de semanas, puentes o vacaciones de verano coincide en que lo último que quiere es que este inmueble le genere más dolores de cabeza, de ahí que sea importante dejar la seguridad del mismo en manos de los expertos.

En este post queremos hablarte de las medidas de seguridad más destacadas para proteger tu segunda residencia, porque evitar una intrusión es evitar un gran susto, ya no solo por el hecho de que puedan llevarse tus bienes, sino porque puede ser cuando estás dentro o bien, puede ser en largas temporadas en las que no estás y meterse alguien, cambiar la cerradura, y todo esto sin que seas consciente.

Lee atentamente las siguientes 5 pautas de seguridad :

  • Instala una alarma con captación de imágenes y control de accesos: de esta forma no solo protegerás la vivienda, sino que además podrás tener controlado el inmueble desde dentro siempre que lo desees. En el caso de Securitas Direct es muy fácil; con la App My Verisure podrás solicitar imágenes en tiempo real del interior del inmueble.
  • No pases largas temporadas sin visitar la casa: intenta que no pasa mucho tiempo desde una visita a otra. Este reduce considerablemente la percepción de que pueda entenderse como una vivienda deshabitada.
  • Si no hay más remedio y puedes ir poco, deja las llaves a alguien de confianza, para que entre de vez en cuando y encienda luces y recoja el correo del buzón.
  • Comprueba el estado de la toma eléctrica, tuberías, cables… siempre que dejes la vivienda antes de marcharte. Esto puede impedir muchos sustos y riesgo de inundaciones e incendios.
  • Revisa las cerraduras y renuévalas si es necesario. Las cerraduras obsoletas son muy fáciles de abrir para los intrusos.