Categories Menu

Publicado el Jul 19, 2018 en Consejos de seguridad, Sistemas de seguridad

¿Cuáles son los accesos preferidos de los ladrones en los chalets en verano?

¿Cuáles son los accesos preferidos de los ladrones en los chalets en verano?

En verano es muy importante aumentar la seguridad de las viviendas, ya que los ladrones siempre ven una buena oportunidad de robo e intrusión en el periodo de vacaciones. Muchos de ellos están vigilando a las diferentes familias para comprobar cuando entran y salen de casa, y sobre todo cuándo se van por un periodo largo de tiempo.

La vivienda que es más vulnerable frente a estos robos en verano son los chalets, y es que los ladrones tienen más fácil robar en ellos, gracias a sus diferentes y numerosos accesos por donde ven una vía libre para entrar. Durante la época estival, la probabilidad de robo en un chalet independiente aumenta un 20% con respecto a un piso. Por este motivo, es bueno contar con un sistema de seguridad que proteja toda la vivienda, especialmente en periodo de verano y vacaciones.

De hecho, según un estudio realizado por la Central Receptora de Alarmas de Securitas Direct, en un 54% de las ocasiones los ladrones acceden por la ventana, mientras que un 36% de los casos lo hacen a través de la puerta. Solo un 8% de las veces entran por el garaje y en un 2% por el tejado.

Por ello, proteger todos los accesos es fundamental para garantizar la protección del chalet y tus pertenencias. Actualmente, existen multitud de dispositivos que se pueden instalar de forma sencilla y totalmente inalámbrica, por lo que su instalación no requiere de obras y se realiza rápidamente. Uno de ellos son los detectores de apertura, que tienen una función primordial para evitar los robos. Se pueden instalar tanto en ventanas como en puertas y funcionan a través de sensores que detectan al intruso antes de que entre al interior del chalet, activando un salto de alarma cuando se intentan manipular estos accesos. Está formado por dos piezas, y en el caso de la ventana una de ellas se coloca en el marco de la ventana y otra en la hoja o pieza abatible. Entre estos elementos se forma un campo magnético que si se interrumpe por la separación o vibración de los mismos se produce un salto de alarma.

Igualmente, contar con detectores de movimiento es imprescindible para detectar cualquier tipo de actividad no autorizada. Además, gracias a la cámara que lleva integrada es posible realizar una ráfaga de fotografías que son enviadas directamente a la Central para que desde allí, un gestor de seguridad compruebe y verifique el salto de alarma, y posteriormente pueda avisar a los servicios de emergencia oportunos.

Además, cuando vayas a dejar tu chalet solo en vacaciones es importante que se sigan una serie de consejos que pueden marcar la diferencia a la hora de que ocurra un robo. Algunos de ellos son:

  • No dejes objetos de valor a la vista desde el exterior de la casa.
  • No publiques fotos de tus vacaciones en redes sociales hasta la vuelta.
  • Desactiva la geolocalización de dispositivos y aplicaciones móviles.
  • Asegura la iluminación de exteriores durante la noche si la tienes.
  • Deja un aspecto de vivienda habitada durante la ausencia, como alguna persiana subida.
  • Pide a un vecino que recoja el correo del buzón.